• Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Flickr Icon
  • Black Instagram Icon

© 2023 by The Mountain Man. Proudly created with Wix.com

Martin va por el primer 5.14 en Chiapas

En los cerros en el sur de San Cristóbal de las Casas, entre los pinos y bromelias, se dispara una pared de treinta y cinco metros en lo alto. Es ideal para practicar la escalada en roca. En diciembre de 2017 estuvimos equipando más de treinta rutas en esa zona.

 

En especial me llamó la atención una ruta por el techo grande que se encuentra al lado oeste de la pared. Es un techo de aproximadamente seis o siete metros que comienza a una altura de diez y ocho metros, con muy pocos agarres. Cuando los toqué por primera vez, llegué a pensar que eso no es posible para mí. Sin embargo, cuando equipas una nueva ruta, la motivación de hacer el primer ascenso es mucho más grande que hacer sólo una repetición de una ruta ya encadenada. Así fue, que comencé a probarla.

 

Cuando haces un primer ascenso, no hay rastros de magnesia, ni manchas negras de la suela de los zapatos que te indican el camino. Los agarres se pueden romper o requieren una limpieza y nunca sabes, que lo que armaste, es posible para ti. Eso lo hace mucho más interesante para mí.

 

Me tardé como dos meses en encontrar la secuencia, que te lleva a través del techo. Pasos largos, agarres chiquitos, pies finos en un techo de noventa grados. Es como una coreografía de un baile, que tienes que ejecutar perfectamente.

 

Después de muchos intentos y un desgarro en mi polea en el dedo anular, ese baile siguió siendo demasiado difícil para mí y hasta ahora nunca he logrado juntar todos los pasos. Solo por la motivación que recibí por parte de mi esposa Sofía y su paciencia en asegurarme, continué con mi proyecto. En especial un paso en el principio del techo me cuesta un montón. Es un movimiento muy dinámico de una regleta chiquita con mano izquierda y un semi-dedo con la mano derecha a una regleta muy negativa (sloper). Es el movimiento más difícil de todas las rutas que hay en Chiapas, por mucho.

 

Hasta hoy día la ruta sigue en estatus proyecto. Nunca logré la ruta sin caída. Pero ahora la veo por primera vez muy cerca y posible para mí. Las caídas no me frustran, me dan mucho ánimo y mi motivación crece cada vez más. Sé que en muy poco tiempo voy a cumplir un sueño que guardo desde mucho tiempo y la ruta “Ek Balam” va a ser el primer 5.14 de Chiapas

 

 

 

 

 

.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload